Testimonios de alumnos

“Mi experiencia estudiando en Canadá, al igual que en USA, fue única y auténtica. No sólo mejoré el inglés, también conocí a un montón de gente con los que a día de hoy sigo manteniendo el contacto y considero mis mejores [email protected] Cuando vives en otro país, es necesario adaptarse a su cultura. A veces ésta puede ocasionar un pequeño shock, pero una vez adaptado, no querrás volver a tu país. En resumen, una experiencia que recomiendo a todo el mundo”.

“Descubrí una segunda familia. Al principio siempre uno tiene su prejuicio por lo que ve en la tele, etc., pero luego les vas conociendo y aprendiendo de su cultura y descubres cosas buenas que no sabías. Una experiencia muy interesante, que recordaré toda mi vida”.

“Mi año académico en Irlanda superó mis expectativas desde el primer mes. Mi familia irlandesa me acogió muy cariñosamente, lo que facilitó mi adaptación. Pero donde más a gusto estaba y mejor me lo pasaba era en el colegio. Allí me sentí muy querida y aprendí mucho, de una manera más entretenida. Me quedé todo el año por el colegio, y por supuesto por el cariño de los irlandeses. Es una experiencia que repetiría sin pensarlo y de la cual me llevo muchos recuerdos y muchos amigos”.

“Gracias a mi experiencia en Kells College he mejorado mi rendimiento a nivel laboral a través de una metodología diseñada específicamente para un profesional de cuarenta años. La excelencia de los profesores, junto con actividades adaptadas al marco de mi actividad profesional, han sido claves en el desarrollo de mi conocimiento de la lengua.»

“Estuve en una ciudad pequeña, me integré con facilidad y me lo pasé muy bien. A pesar de echar de menos a mi familia y amigos, me gustó vivir la experiencia con mi familia anfitriona irlandesa. Estuve muy contenta con ellos”.

“Yo creo que este viaje es una experiencia increíble que poca gente puede vivir, no es solo aprender un idioma. Para mí es una forma de aprender a vivir solo, una manera de aprender a resolverte tus problemas solo, conocer nueva gente, no sólo de Canadá, sino de cualquier lugar del mundo. Yo sé que cuesta dar el paso, yo también tenía dudas; dejar a tu familia, amigos, ciudad, etc., pero de verdad que si vienes no te vas a arrepentir. Yo, sin duda, volvería”.

«Esta ha sido mi primera experiencia en cursos de este tipo y me ha encantado. Es cierto que los días antes del viaje surgieron nervios pero como en cuanto llegué al aeropuerto y empecé a conocer a gente y vi el ambiente del curso poco a poco esos nervios fueron desapareciendo. Recuerdo la llegada a mi familia irlandesa con mucho cariño, pues me sentí integrada y cómoda desde el primer momento. He disfrutado y aprendido un montón!»

“Quien tenga la oportunidad de vivir esta experiencia que la viva, porque descubres gente que puede llegar a importar en tu vida aunque esté muy lejos. Son una segunda familia”.

We are the #KellsGeneration

SUBIR