Ver películas y series en versión original para mejorar tu nivel de idioma

Ver películas y series en versión original para mejorar tu nivel de idioma

¿Te gusta Juego de tronos, Modern Family o Harry Potter? ¿Alguna vez has intentado ver estos contenidos en su idioma original? En caso de que aún no lo sepas, es posible aprender inglés viendo series y películas en su versión original. Y claro, no se trata de que viendo alguna de estas producciones vas a hablar otro idioma de la noche a la mañana, pero esta práctica puede ayudarte a mejorar tu nivel en el idioma.

El cine y las series son un gran aliado para todo aquel que quiera estudiar inglés. Sobre todo porque resulta una forma dinámica para mejorar tanto la capacidad de comprensión como la expresión oral. Además, al ver contenido audiovisual en su versión original se desarrolla la comprensión auditiva, por lo que la pronunciación se hace más fluida.

Así que si quieres aprender a hablar inglés pero estás cansado de leer listas de verbos y vocabulario, puedes hacer una pausa para sentarte en el sofá y ver alguna película o serie. De esta manera, no solo podrás mejorar la pronunciación y aprender nuevo vocabulario de una forma más entretenida, sino también entender estructuras y expresiones coloquiales.

Recomendaciones para sacar el mayor provecho de esta técnica

Al ver películas y series en su idioma original irás acostumbrando tu oído no sólo al inglés sino también a los diferentes acentos y entonaciones, así como a las estructuras gramaticales más usadas. Pero debes saber que para sacarle verdadero provecho a esta técnica no basta con llegar a casa y poner cualquier cosa en la tele.

Es importante tomar en consideración algunos aspectos. Estas son las principales recomendaciones.

  • El mejor aprendizaje se consigue cuando nos gusta la actividad que realizamos. Por ello, para que disfrutes de esta técnica, lo mejor es que elijas un contenido que disfrutes o que llame tu atención.
  • Si no sueles ver contenido en inglés, para iniciarte es mejor que elijas algo que ya hayas visto en tu idioma para que te puedas centrar más en el vocabulario y no en entender la trama.
  • Para que esta práctica no se haga pesada y no te agobies al principio, es mejor que escojas series cortas de 20 o 25 minutos por episodio como Friends, por ejemplo.
  • Puedes colocar subtítulos en el idioma original para ir mejorando la escucha.
  • Ten una libreta cerca para que tomes nota de palabras nuevas o de frases que no entiendas para que luego las investigues.
  • Si es necesario, pausa la reproducción y rebobina. Puede que tardes más de lo normal en ver la película o la serie, pero recuerda que no se trata de seguir la trama sino de aprender.

Aunque en un principio no seas consciente del progreso, el cerebro va procesando todo. Poco a poco te vas acostumbrando a escuchar el idioma y esto hace que sea más sencillo hablarlo. Si conviertes esta actividad en un hábito, puede ser un excelente complemento de aprendizaje para un curso de inglés como los que ofrecemos en Kells College. Esta institución no solo cuenta con una experiencia de más de 45 años, sino también con una gran oferta de cursos en diversos países tanto para niños como para adultos.

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone
2018-07-12T10:39:21+00:00 26 julio, 2018|Destacado, Te interesa|Sin comentarios